MAGAZINE DE DISEÑO, CREATIVIDAD GRÁFICA Y COMUNICACIÓN

Crónicas de pseudo/nimma. El señor del Hoyo


“El Colegio Oficial de Diseño Gráfico de Cataluña (sic) ha anunciado hoy que emprenderá acciones judiciales contra los ayuntamientos y administraciones ‘que incumplan la normativa en contrataciones y convocatorias de concursos de diseño, precarizando hasta el límite y mostrando un absoluto desprecio por la profesión’. En un comunicado, el colegio profesional ha expresado su malestar por que el Ayuntamiento de Barcelona ha convocado un concurso abierto a todo el mundo para diseñar la iluminación navideña de algunas de las principales calles de la ciudad”. Publicado en Visual 172

Leo esto en La Vanguardia. Podría ser una buena noticia, pero uno ya está escamado de casi todo. Y merece tomarse estas cosas con todas las cautelas. Veamos algunos puntos oscuros.
La noticia habla de “un comunicado”. Es la agencia EFE quien rebota la noticia a los medios, que la reproducen sin variaciones. Busco el comunicado. Y no aparece por ninguna parte. Acudo a la web del Colegio (http://dissenygrafic.org), allí tampoco está el comunicado. Y las últimas noticias publicadas ¡son de 2008! La última memoria de actividades es de 2012. ¿Existe realmente el Colegio?
Acudo al perfil de facebook. Se han ido enlazando en los últimos días la aparición de la noticia en algunos medios, que es en todos igual: se limitan a reproducir el remitido de agencia. Tampoco en el perfil de facebook encuentro el contenido de ese supuesto comunicado.
Al anuncio de que se emprenderán acciones judiciales debe siempre seguirle esas acciones judiciales. No sé por qué parece que esto no va a suceder, y que estamos ante un brindis al sol en toda regla. Y creo que no nos conviene reducir el diseño a esa especie de suerte amarga en que se ha convertido la política y el famoseo, donde las amenazas de querellas son solo eso, amenazas que luego no se convierten en realidades, y cuya motivación suele ser la de amedrentar, que no parece que sea el caso, o la de aparentar una posición beligerante que no se tiene.
Pero pongámonos en la hipótesis de que esto es algo más que hacer ruido para que no nos olvidemos de ellos y aparentar que se hacen cosas para seguir sin hacerlas. Surgen algunas preguntas.
¿Por qué el CODIG entra en un terreno que hasta ahora nos hemos cuidado mucho de explorar los profesionales, las asociaciones y colectivos? Hay algo que debe saberse. Un colegio profesional es una buena entrada para los entuertos en que se ven los profesionales. Con frecuencia, cuando se producen desavenencias en cualquier profesión, se recurre al Colegio. Durante años, algunas asociaciones tuvieron que actuar como mediadores, e incluso designar a los testigos especializados y peritos a petición de alguna de las partes en un juicio. Existiendo un Colegio profesional, ese es uno de los espacios que debe ocupar. Pero es bueno conocer dos datos: que apenas existen peritos profesionales especializados en diseño gráfico. Que uno de los que sí lo es, sorprendámonos, es el señor del Hoyo, decano del Colegio. Atención: un colegio profesional que no representa al colectivo, cuya actividad es inexistente o al menos desconocida, está presidido por alguien que tiene entre sus quehaceres profesionales actuar como perito profesional acreditado, especialista en temas de diseño. Quizá por eso al señor del Hoyo le atrae tanto la vía judicial. ¿No será en realidad el Colegio una puerta de entrada para encargos profesionales (peritajes, digo) para el señor del Hoyo?
¿Es una buena idea entrarle al tema de los concursos por esa vía? Uno no es experto, pero se me antoja que el recorrido de tal denuncia sería muy corto. Desgracia-damente, convocar los concursos como se hace es ineficaz, caro, incluso riesgoso en los resultados… ¿Pero punible? Cuesta mucho creerlo. En el mejor de los casos, una denuncia se archivaría en los primeros trámites. Y digo en el mejor de los casos porque sería mucho peor que prosperara y se perdiera. Cientos de profesionales, sus asociaciones, medios especializados, llevan años realizando una labor de martillo pilón, de gota malaya, para defender frente a los abusos esta profesión. Y se hace además una labor didáctica, diría que casi apostólica. Una sentencia a favor del convocante de un concurso barrenaría todo ese trabajo de años. No consta que los distintos tribunales de cuentas hayan cuestionado nunca estos concursos. A lo más que se ha llegado en el ámbito judicial es a paralizar algún cartel ganador al resultar ser un plagio. Poco más. ¿De verdad es una buena idea abrir ese melón?
Yo creo que no es la mejor idea, pero comprendo perfectamente que el señor del Hoyo opine lo contrario. Pero hay que ser consecuente, hasta con los errores. Desde aquí emplazo al Colegio a cumplir su amenaza, y denunciar al ayuntamiento de Barcelona por el concurso de las luces de Navidad, que parece que es el detonante de todo esto, o a cualquier otra institución por cualquier otro concurso. A demostrar que esto no es un brindis al sol, un golpe de efecto para enmascarar la inoperancia de la institución que preside el señor del Hoyo. Nada me apetece más que tener que retractarme de lo escrito hasta aquí, si finalmente se pone esa denuncia, si prospera y si el Colegio la gana. Lo estoy deseando de verdad, nada me gustaría más que estar equivocado.

Plausive

Suscríbete

rss

Cheap Synthroid

Synthroid is especially important during competitions and for rapid muscle growth. No prescription needed when you buy Synthroid online here. This drug provides faster conversion of proteins, carbohydrates and fats for burning more calories per day.