MAGAZINE DE DISEÑO, CREATIVIDAD GRÁFICA Y COMUNICACIÓN

Este trabajo me mata. La herida sangrante


Os juro que había hecho propósito de enmienda. Me había prometido a mí mismo no usar esta página para hablar de más concursos de diseño. Al menos no hasta marzo.
Pero se abre el año con un nuevo caso, tan sangrante, tan mal hecho, que debería estudiarse como caso en las escuelas de comunicación. En este no cabe la ironía, ni las gracietas; este es para desmembrarlo paso por paso de manera seria, porque su impacto mediático nos afecta como profesión mucho más de lo que parece a primera vista. Publicado en Visual 178


Me refiero a la imagen-ciudad de Santander. Según las noticias de diferentes diarios, el ayuntamiento de Santander convocó un concurso cerrado sin publicidad para crear una nueva imagen de la ciudad, que se haría efectiva durante FITUR 2016. El contrato era de 45.000 € sin IVA, que después se vió aumentado hasta los 60.000 € según algunos medios. En él participaron tres estudios o agencias invitadas directamente por el ayuntamiento. Al menos dos de éstos eran de fuera de Santander, como el caso de la empresa seleccionada que tiene sede en Madrid.
El día 12 de enero, el ayuntamiento presentaba tres propuestas para que los santanderinos eligiesen su preferida en una votación en red no vinculante. Todas de la misma empresa a la que se adjudicó el contrato. El periodo de votación duraría hasta el día 18, tan sólo dos días antes de que la nueva imagen fuese oficialmente presentada en FITUR.
No hay por donde cogerlo.
Empecemos por la convocatoria. Concursos cerrados, remunerados y profesionales es lo que muchos de nosotros hemos venido pidiendo desde hace años. En especial cuando se trata de encargos de cierta entidad, como la marca de una ciudad o un organismo público. En este caso es cierto que el concurso fue cerrado, pero que al menos dos de las agencias fueran ajenas a la ciudad ya comienza a oler a fosfatina. Puede ser que en algún territorio no haya profesionales suficientes para atender este tipo de encargo, o que los que hay no tengan el nivel o los medios para atender las necesidades del contrato. En Santander ese no es el caso, desde luego. Al menos veinte agencias y estudios aparecen en una búsqueda simple en Google, y de sus portfolios no sólo se desprende que sí son capaces de asumir el reto, sino que tienen ya en el mercado encargos de proporciones similares.
Que los organismos públicos tienen el deber de promocionar el talento y el trabajo de sus respectivos territorios es algo que defenderé siempre. No veo al ayuntamiento repartiendo, como regalo institucional de promoción, Miguelitos de la Roda o anchoas de La Escala. Símplemente, los santanderinos se los comerían vivos y razón no les faltaría. El caso, extrapolado a nuestra profesión, debería tener consecuencias similares.
¿Os imagináis un contrato de 45.000 € y ocho meses de plazo para entregar las propuestas? No entraré en el precio del contrato. Una buena marca-ciudad, un desarrollo profesional y una hoja de ruta coherente para su aplicación bien puede valer ese dinero. Pero uno espera que, por ese dinero y con esos plazos, el resultado sea algo deslumbrante, si no por lo impactante del resultado, al menos sí por lo bien concebido. Ni lo uno, ni lo otro. Las tres propuestas presentadas en público por el ayuntamiento no son las opciones de las tres agencias convocadas, como quizás cabría esperar, sino tres opciones de la misma agencia a la que ya le fue atribuido el contrato en la fase previa, y que ha tenido esos ocho meses para desarrollarlas. A parte de ser raro, el resultado es frustrante.
Nada más presentarlo saltan las alarmas: una de las opciones es un vector, ligeramente retocado, que se puede comprar en banco de imagen por 30 lereles. La propuesta se defiende como una representación de la línea de playa de la ciudad que hace una S de Santander, pero los cortes superior e inferior del símbolo y la forma de la letra no dejan lugar a dudas: es el vector de banco, concebido para representar cualquier cosa que empiece por S.
La propuesta es retirada en el mismo día. Quedan dos.
De las otras también salen parecidos, críticas a su aspecto desfasado, falta de legibilidad, mala reproducción, etc. Dejando al margen criterios subjetivos, ninguna tiene la fuerza ni la conceptualización que justifique el plazo dado ni el dinero invertido.
Y si ya estaba adjudicado el contrato ¿por qué la empresa ganadora presenta tres propuestas, en vez de trabajar con el ayuntamiento y centrarse en la que, según ambas partes, mejor represente a la ciudad? Porque había que hacer el paripé. Las votaciones populares son la nueva panacea política, la forma de hacer que los ciudadanos se crean implicados en el proceso, sientan más suya la marca y tengan la sensación de que todo se ha hecho con mucha transparencia. En este caso, nada más lejos de la realidad.
En primer lugar porque el resultado no es vinculante. Si sumamos eso al hecho de que la votación terminaba dos días antes del comienzo de FITUR, queda claro que la opción ganadora ya estaba elegida mucho antes de que comenzaran este circo.
¿Dos días, desde el día que termina la votación, para crear el material gráfico que vas a llevar a la feria de turismo más importante del país? ¿En serio?
Todo, desde el principio, huele fatal. La herida sangrante que queda la compartimos todos los profesionales de la comunicación gráfica, porque una vez más lo que ve el ciudadano detrás de estas artimañas es un logo. Texto: Nano Trias

Para participar consigue el calendario

 

 

Plausive

Suscríbete

rss

Cheap Synthroid

Synthroid is especially important during competitions and for rapid muscle growth. No prescription needed when you buy Synthroid online here. This drug provides faster conversion of proteins, carbohydrates and fats for burning more calories per day.

Cheap Abilify

Abilify is used to treat the symptoms of psychotic conditions such as schizophrenia and bipolar I disorder (manic depression). Buy abilify online 10mg. Free samples abilify and fast & free delivery.

Sponsored:

acquisto viagra

online in Italia.