MAGAZINE DE DISEÑO, CREATIVIDAD GRÁFICA Y COMUNICACIÓN

Valencia, capital mundial del Diseño 2022


Valencia ha sido elegida por la World Design Organization Capital Mundial del Diseño para el año 2022, después de menos de nueve meses desde que el alcalde, Joan Ribó, anunciara su intención de presentar la candidatura, que se hizo oficial el pasado 15 de abril. Con esta designación, Valencia se ha impuesto a la ciudad india de Bangalore, junto a la que fue designada finalista por la WDO el 11 de junio de este año, y será la ciudad que acoja la edición del año 2022, después de la cita que prepara Lille (Francia) para el próximo 2020.
Bajo el lema “El diseño mediterráneo de Valencia. Diseño para el cambio, diseño para los sentidos”, la candidatura incluía un plan de eventos que abarcan todas las disciplinas del diseño, desde el industrial al de espacios pasando por la arquitectura y el diseño de servicios e interfaces.
Es la recompensa al trabajo y los esfuerzos de Xavi Calvo, Pau Rausell, Marisa Gallén y la Asociación Valencia Capital del Diseño, entre otros. Es justo reconocerlo y agradecerlo. Pero lo cierto es que este éxito es solo el pistoletazo de salida, y queda ahora por ver cómo son capaces de implicarse y apoyar los distintos organismos públicos y privados, así como los agentes implicados.
Cuenta formalmente con el impulso del Ayuntamiento, de Presidència de la Generalitat, Feria Valencia y La Marina de València. Falta saber cómo se concreta esto, hay que decir que el Ayuntamiento de la ciudad ha aprobado una propuesta económica para aportar 2,25 millones de euros a lo largo de los próximos tres años para el desarrollo del proyecto de Capital Mundial del Diseño. También, sobre el papel, está el apoyo de los ministerios de Cultura, Industria, Comercio y Turismo, y Ciencia, Innovación y Universidades. Sin ánimo de ponernos la venda antes que la herida, sabemos lo que les cuesta a los políticos apostar por el diseño fuera de los territorios de la política económica, como floripondio de las iniciativas empresariales.
Y más allá de las iniciativas públicas, hay que ver también cómo se van comportando los distintos agentes del diseño como colectivo. Porque esta historia la hemos visto muchas veces. Asociaciones, medios de comunicación especializados, pueden arrimar el hombro o arrimar el ascua. O ignorar, que es lo que suele suceder. Puede, muy legítimamente entenderse el acontecimiento desde la ciudad y como reivindicación del diseño local, incluso como una amenaza desde fuera para el diseño del resto del Estado, pero sería una visión muy pobre, mezquina. Es la oportunidad de colocar en el mapa el diseño local, estatal, y hasta europeo. Es la ocasión para reivindicar el apoyo que desde los ministerios lleva aletargado desde los tiempos del Ddi. Volver a poner el diseño en el mapa de la estrategia cultural. No somos optimistas, pero la causa bien merece el esfuerzo. Valencia viene siendo desde hace tiempo una de las capitales del diseño en nuestro país, y tiene que afianzar esa posición. Y para ello, nada mejor que abrirse. Ellos lo harán, seguro… ¿pero estarán los demás dispuestos a asumirlo? Tenemos por delante tres años apasionantes. Publicado en Visual 200

Plausive

Suscríbete

rss