MAGAZINE DE DISEÑO, CREATIVIDAD GRÁFICA Y COMUNICACIÓN

Este trabajo me mata. De risas con los enfermeros valencianos


De nuevo de concursos de diseño va la cosa. Cuando parecía que la cosa empezaba a flaquear, aparecen los enfermeros valencianos para tocarnos en nuestro tema favorito.
No debe ser el único ¡qué va! Pero parece que ya no nos llega la información de que existen si no es desde Valencia, último resquicio de militancia diseñil y única comunidad que parece seguir viva en temas de difusión del diseño. Se agradece ver crecer los artículos y blogs dedicados a la profesión mientras los de otros fueros se marchitan en silencio. Publicado en Visual 175

Pero con los enfermeros andábamos, y con el símbolo que representaría a su profesión. El método de selección, un concurso de diseño cerrado; los requisitos, lo que la lógica dicta a la hora de crear estas convocatorias: ser enfermero o enfermera.
Que no cunda el pánico, que no voy a empezar con el desglose iracundo de puntos por los que todos debemos levantarnos en armas. Visto como se ha ido desarrollando, este lo han convocado por las risas. Y me parece fenomenal ¡Qué coño! Es imprescindible que una profesión que lidia todos los días con las miserias de la enfermedad se eche unas risas con algo. Con el símbolo que les va a representar, por ejemplo.
Cada cual en su casa guisa como quiere, y si estos señores consideran el Paint como la más avezada herramienta de diseño para transmitir su idiosincrasia, no seremos los pintamonas los que les afeemos la conducta. Cosa distinta es que no se pase alguno a Murcia, a Tarragona o a Albacete cuando vea el símbolo en la bata del que va a vacunarle, por pensar que está de broma y que va a pincharle un perturbado que se ha bordado la blusa en casa.
Jeringuillas fálicas eyaculando, el dibujo del crío, la visión que tuviste el sábado cuando salías del Barraca, productos hortofrutícolas… Todo vale para echarse unas risas con los colegas de profesión.
Por algún motivo que desconocemos, el concurso quedó desierto. No creo que fuese por la baja calidad de las piezas presentadas, porque no creo que el listón estuviese muy alto cuando pidieron que fueran profesionales de enfermería los que concursaran. Sería como si me pidieran a mí que le pusiese un cateter a un paciente y luego me dijeran que no ha sido un trabajo profesional. Eso ya lo sabías de antemano.
Y aún quedando desierto, la ADCV, algunos diseñadores y algún blog relacionado con diseño de la Comunitat, han hecho público su desacuerdo con el concurso. ¡Cómo somos de pejigueros, la Virgen! Por lo visto hay una rama del diseño que no ve con buenos ojos que la Consellería de Sanitat, organismo bastante público él, ande detrás de una convocatoria de trabajo especulativo. Tampoco que lo aliente un colegio profesional que, como tal, debe tener una doble vertiente: por un lado, salvaguardar la dignidad de los profesionales de su ramo; por otro, intentar no mearse en la dignidad de los de otros sectores. Parece que no es de cajón dar a otros profesionales el mismo trato que exiges para los tuyos.
La respuesta del colectivo de enfermería ha sido de genuina sorpresa: que sus profesionales son muy creativos, que no hacen daño a nadie, que también hacen esculturas, que qué es eso del trabajo especulativo…
Lo digo en serio, les imagino realmente sorprendidos al leer las críticas, preguntándose por qué tanto ruido por algo tan nimio. Por todos es sabido que la enfermería es una profesión de prestigio que debe ser respetada y defendida… Y que hasta mi hijo puede hacer un loguito. Con estas dos premisas bien interiorizadas, los responsables del Colegio y de la Consellería se miraban atónitos, sin llegar a comprender por qué le ha dado a los pintamonas esta venada. Polifasia cognitiva nivel Yo molo y los demás ya si eso.
No me imagino de qué lado os decantaréis los que leáis esto. Yo, del de las risas, mientras imagino a una enfermera diciendo “¿Que no me atrevo? Yo presento la propuesta, me votáis todos y en un mes llevamos todos el dibujo de un pene en la bata”. ¡Ay, qué momentos! Benditos sean. Texto: Nano Trias (www.obaku.es/zenblog)

Plausive