MAGAZINE DE DISEÑO, CREATIVIDAD GRÁFICA Y COMUNICACIÓN

Javi Royo. Trillo, ríos y gancheros


trilloTras varios años de trabajo, el diseñador e ilustrador Javi Royo concluyó su propuesta de rotondas para la ciudad alcarreña de Trillo, en las que rindió homenaje a una de las principales fuentes de riqueza de la localidad: el río. Un proyecto para el que contó con la colaboración de Signes, empresa encargada de la producción de los elementos, la instalación y el montaje.
Publicado en Visual 155


Además de miel, la Alcarria fue famosa por su industria maderera y otras actividades relacionadas con sus cauces fluviales. Su envidiable localización, la cabecera de los ríos Tajo y Cifuentes, hizo de Trillo una próspera población que proveía de madera a las fábricas de Aranjuez, comercializaba su pesca y, con el tiempo, haría del río un reclamo deportivo y turístico para aficionados al piragüismo, la pesca deportiva o las tradicionales fiestas de Vacas.
No es extraño, por tanto, que cuando el ayuntamiento de esa localidad tuvo que elegir el motivo que inspirase la decoración para dos rotondas construidas a la entrada y salida del pueblo eligiera el río.
El encargado de desarrollar ese proyecto fue el diseñador e ilustrador Javi Royo quien presentó dos propuestas.
La primera de ellas fue una nube de peces que se recortaba sobre el cielo y se proyectaba contra el suelo, cuya particularidad más llamativa era que cada una de sus cincuenta piezas era una veleta que giraba movida por el viento. Un trabajo cuya intención era transmitir conceptos como la vida en comunidad, la prosperidad a través de la pesca y la importancia que esta actividad ha tenido para la supervivencia de las generaciones de la localidad a lo largo del tiempo.
El segundo conjunto es un homenaje a los gancheros, oficio tradicional de la zona que consistía en guiar los troncos río abajo desde los bosques y aserraderos de la parte alta del Tajo hasta las fábricas de Aranjuez utilizando para ello unos largos palos coronados con unos hierros curvos.
El proceso de producción resultó muy laborioso, especialmente en lo relacionado a conseguir que piezas metálicas de gran peso y envergadura pudieran girar movidas por el viento. Finalmente, y solucionadas todas las dificultades, el resultado son unas rotondas poco habituales –habida cuenta de lo que nos tienen acostumbrados las corporaciones municipales de los diferentes puebles de España–, que ya pueden verse a su paso por Trillo y que, además de diferenciarla, dar personalidad a esta localidad y narrar parte de su historia, suman un aliciente más para acercarse a conocer esa zona alcarreña.

Plausive